Conoce Camisea

Una referencia a nivel internacional

Camisea es el megayacimiento de gas más importante de Latinoamérica. Es un ícono y modelo a nivel internacional. Se trata de una muestra ejemplar de ingeniería, desarrollo logístico e infraestructura en un entorno de alta sensibilidad social y ambiental. Allí se lleva a cabo una operación de tipo off shore in land que consiste en operar en tierra como si se tratara de una producción en mar (logística aérea y fluvial y sin apertura de caminos).

Camisea es el consorcio integrado por Pluspetrol, Hunt Oil, SK Innovation, Tecpetrol, Repsol y Sonatrach produciendo gas natural y condensado de los Lotes 88 y 56.

Para complementar las actividades de Camisea, se construyó en Pisco la planta de fraccionamiento de líquidos de gas natural y terminal de despacho marítimo. La operación representa un gran desafío por la complejidad tecnológica para el emplazamiento de cañerías submarinas en un espacio ecoturístico y socio ambientalmente.

Pluspetrol Hunt Sontrach SKinnovation TecPetrol Repsol

Un proyecto sostenible

Camisea muestra un fuerte compromiso para garantizar el desarrollo de todas sus operaciones en armonía con el medio ambiente. Entendiendo la complejidad ambiental y social del entorno, la gestión ambiental y social fue considerada como un aspecto clave a la hora de definir alternativas de diseño y técnicas de operación. La región es reconocida por su alta diversidad biológica, para lo cual se han diseñado herramientas especificas de gestión ambiental, incluyendo medidas de manejo orientadas a una mínima intervención y la implementación de programas ambientales participativos y sostenibles en el tiempo.

De la mano con las comunidades

Con el fin de mantener un canal de diálogo permanente con la población local, Camisea desarrolla iniciativas con las comunidades como un medio de relacionamiento y conocimiento mutuo. A través de proyectos de inversión social y otras actividades comunitarias, se busca potenciar el desarrollo humano y socioeconómico de las comunidades que habitan las zonas de influencia.

Así también, realiza procesos de relacionamiento temprano con los grupos de interés (comunidades nativas, organizaciones indígenas, sociedad civil, organizaciones no gubernamentales, organismos de gobierno y grupos de expertos) y cuenta con políticas de contratación de mano de obra local que dan prioridad a pobladores de la zona. De esta forma se crearon cerca de 5.000 oportunidades laborales para comunidades nativas y asentamientos rurales del Bajo Urubamba.