No vale rendirse

personaje

Hoy los jóvenes del Bajo Urubamba pueden estudiar una carrera en su lengua nativa.